La vida es tan buena maestra, que si no aprendes la lección, te la repite.